Enlaces interesantes

Pokemon Go usa el gestor de contenedores Kubernetes para su cloud.

Alguien está aprendiendo como tumbar Internet. ¿China, Rusia? Ataques calculados para medir las defensas.

Slack usa PHP para la mayoría de su lógica servidor, lo que es una elección poco habitual hoy. ¿Porqué decidieron hacerlo así?

Cuando el periodismo volvió a ser la clave en Estados Unidos. En esta campaña han dicho claramente que un candidato mentía cuando mentía, sin medias tintas.

Uso de “relojes de aroma” en oriente para medir el tiempo. El polvo de incienso quema de forma regular dibujando figuras sobre objetos muy singulares. El incienso quema a un ritmo conocido que permite conocer la duración que va a tener una sesión. Una forma de percibir un tiempo que no se escapa.

El Progreso nos pide saber detenernos

Sigo leyendo el libro de Byung-Chul Han y me hace pensar.

El tiempo que vivimos es un tiempo sin duración, donde los presentes se apelotonan y la historia no tiene valor. El tiempo carece de un sentido y esto genera una sensación de aceleración, no porque vivamos a gran velocidad, sino porque cambiamos mucho.

Es una época de informaciones y acontecimientos, no de saber y experiencia.

Como personas vivimos en un derroche continuo de acontecimientos que sin embargo no nos llevan a una vida plena. De forma similar como sociedad derrochamos energías y sin embargo nos alejamos cada vez mas de la Edad de Oro. Buscamos la novedad sin sentido, y olvidamos el pasado, la historia.

La economía da peligrosos bandazos en función de las modas, y las burbujas crecen y explotan. Estas también abundan en tecnología. Los paradigmas se repiten con nombres diferentes, queriendo tirar a la basura todo lo que había hasta el momento. Las sumas de dinero se gastan, y los resultados son mediocres.

Los fuegos artificiales no llevan a la Abundancia.

Para vivir en Abundancia tenemos que aprender a demorarnos, y volver a dar sentido al tiempo.

Paradojicamente, el Progreso nos exige saber detenernos.

Huerto hidropónico en casa

Esta semana hemos empezado a montar un pequeño huerto en casa. Nos gusta lo de cultivar hierbas aromáticas para cocina, y seguro que es algo que le gustará a nuestra hija. En nuestro caso hemos optado por un huerto hidropónico.

Este tipo de cultivos no requieren de tierra, se usa solo agua y fertilizantes, las raices crecen desnudas sobre algún tipo de soporte, natural o sinténtico (lana de roca, lapilli, etc.).Lo bueno de estos huertos es que necesitan menos espacio y son mas fáciles de trabajar puesto que se pueden disponer en vertical con facilidad. Lo malo es que necesitan mas atención y constancia en su cuidado, por la desprotección de las raices.

Hemos empezado por donde hay que empezar, con el semillero de perejil que aparece en la foto. El sistema que hemos elegido es uno sencillo que ofrece IKEA. En realidad, nos hemos metido en esto porque en una visita a la tienda, a mi hija le encantó ver las raices empapadas en agua dentro de una bandeja que tenían expuesta.

Kits que facilitan montarse un huerto así hay muchos. Estos ayudan porque siguiendo unas pocas indicaciones consigues facilmente buenos resultados. Si uno quiere montarselo sin ayuda hay mucha documentación en la red, como este documento completito de la FAO.

Seguiremos informando.