Una pila para la Matrix

Acabo de leer un artículo de Morozov donde alerta de que los servicios gratuitos que hoy nos ofrecen los centralizadores de la red los pagamos no solo con datos personales inconexos, sino también progresivamente con nuestra vida personal, permitiendo que estas corporaciones dirijan cada vez mas nuestra vida privada.

Tal vez tenga una posición excesivamente crítica, aunque comparto su opinión respecto al riesgo que corremos ya que para usar los servicios de estas empresas aceptamos su filtro de la realidad y sus reglas de juego y de esta manera cada vez somos mas “programables”. Consumimos de forma dirigida e incluso “trabajamos” gratuitamente. Para conseguir la gratificación o el servicio aceptamos depender del proveedor. Es una relación cada vez mas estrecha.

Vivimos en una sociedad de consumidores, donde muchos servicios “públicos” no los provee el estado, sino las corporaciones. Parece como si los centralizadores de la red quieran para nosotros un mundo feliz como el que Huxley describiera en su novela… y que podamos vivir en la Matrix que están construyendo para nosotros.

¿Espacio para otra Internet?

Un artículo de José Alcantara en versvs.net, de los que te hacen reflexionar.

Si para construir un líder global (y hago una aclaración que creo un tanto innecesaria, pero no querría que nadie pierda el foco: en Internet no los hay de otra naturaleza) cuesta la diezmilmillonada que cuesta montar un Uber, Internet está lejos de ser territorio indie-friendly.

Vamos hacia una Internet mainstream/global de grandes corporaciones, de navegantes consumidores ¿habrá hueco para otras Internet?